El riego sigue siendo una necesidad estructural para el sector arrocero


"Uno de los aspectos qué agravan la crisis de comercialización de la cosecha arrocera, es la estacionalidad de la misma en sólo dos meses, y  que obedece  a la concentración de las siembras.

 

Esto es a su vez el resultado de que el país tenga muy poca infraestructura de riego, lo que imposibilita  que en las zonas de mayor  área destinada para el cultivo, como es el caso de los Llanos Orientales, se pueda sembrar  en cualquier mes del año.  Estas  regiones  sufren además por escasa infraestructura de secamiento y almacenamiento.

 

Por ello, el futuro del cultivo del arroz en el país, exige del Gobierno inversión en distritos de riego, tal como lo ha venido pidiendo Fedearroz desde hace muchos años", sostuvo el Gerente general de esta agremiación Rafael Hernández Lozano, durante las asambleas de productores arroceros, en Venadillo e Ibagué, importantes epicentros arroceros del Tolima.