Historia

El Nacimiento de Fedearroz

El año de 1947 del cual data la fundación de la Federación Nacional de Arroceros FEDEARROZ, hacia parte de una época en Colombia en la que empezaron a aparecer los primeros síntomas de intervención programada del Estado en la Economía, que se inició con la llamada Revolución en Marcha de los cuales hicieron parte la reforma constitucional de 1936 y la ley 200 del mismo año.

Las dificultades de los agricultores de arroz de Ibagué, Espinal, Saldaña, Ortega, Alvarado, Venadillo, Lérida, Ambalema y Armero se animaron a reunirse y conformar una agremiación que los representara ante el estado.

Fue Gildardo Armel, hombre proveniente del café y de sus zonas de cultivo, nacido en Chinchiná y dedicado desde sus primeros años a comprarlo con destino a la exportación y más tarde vinculado como arrocero a sus haciendas Rosalda y Arielandia, ubicadas cerca de Ortega, quien contagió de entusiasmo y condujo a sus colegas de oficio emprender la feliz iniciativa. Valentina de Armel recuerda que las primeras reuniones para crear lo que hoy es la Federación Nacional de Arroceros, se efectuaron con cultivadores de la región del Tolima.

Armel invitó en principio a Delio Suárez, Guillermo Laserna y José Raad para que lo acompañaran en esta empresa. Fue así, como atendiendo su invitación, se reunió un nutrido grupo de agricultores en la tarde del miércoles 28 de mayo de 1947, en el Hotel Lusitania de Ibagué, tradicional sitio de encuentro de productores, molineros y comerciantes, donde se discutían habitualmente asuntos generales referentes al mercado del grano. Sin embargo, esta vez la cita era más específica y definitivamente histórica.

Luego se sumaron otros destacados cultivadores y con el correr de los días, asistían más y más interesados. Con el proyecto en ciernes, la Federación de Arroceros del Tolima se consolidó con el tiempo como gremio y empezó a tener una mirada sobre todo el país.

El 31 de enero del año siguiente, se celebró en la misma ciudad la primera Asamblea Departamental de arroceros en la cual se dieron a conocer los estatutos y la personería jurídica debidamente expedida por las autoridades.

Una vez formalizada la existencia legal y organizacional de la Federación, se celebró su primer Congreso Nacional en el Club de Leones, con la presencia de Santiago Trujillo Gómez, como Ministro de Agricultura.

A partir de aquel momento, la institución prosiguió su marcha hacia el futuro, amparada en una representación auténtica de la vida nacional y financiada con un aporte voluntario de cinco centavos por bulto y de cinco arrobas de arroz paddy, sobre la base de un aforo de veinticinco bultos por hectárea - cosecha, que era la misma tarifa con la cual venían contribuyendo, desde su fundación, los arroceros del Tolima.

Con posteridad, durante el IV Congreso Nacional de Arroceros realizado en Cali en mayo de 1952, se acordó que la celebración del Día del Arroz sería el 28 de mayo de cada año, pidiendo al gobierno nacional que acepte esta fecha por medio de providencia.

El mismo certamen, se acordó por unanimidad designar a Gildardo Armel como Presidente Honorario de la Federación, tras su renuncia irrevocable como gerente. Sin embargo, el señor Jorge Ruiz Quiroga, pionero en el cultivo fomentó e impulsó la tecnificación y las nuevas variedades, permitiendo organizar la venta de insumos.

Consiguió apoyo por parte de la banca en beneficio del sector arrocero, lideró el desarrollo agroindustrial y la tecnificación del cultivo iniciando una nueva era para la permanencia y rentabilidad del sector, lo que trajo consigo la proyección a nivel nacional de la Federación.