2008-07-28

La taipa elemento indispensable para el manejo del agua

La taipa o taipadera, es un equipo diseñado para ser usado en la construcción de caballones como infraestructura para el manejo del agua en el cultivo del arroz.

Este equipo tiene como función inicial compactar por forma y peso los caballones trazados por los disco del caballoneador. Sin embargo, sus beneficios van más allá de los referidos a la simple compactación del caballón, debido a que la implementación de esta práctica facilita la aplicación de otras, que sumadas causan un impacto positivo en lotes arroceros.

Este implemento tiene su origen en las zonas arroceras del Brasil donde es ampliamente utilizado. A Colombia llego hace aproximadamente 30 años; sin embargo, su adopción ha sido baja debido a diferentes factores entre los cuales se destaca la baja oferta de estos equipos en el mercado, también las primeras taipas que llegaron eran de gran tamaño y peso (Figura 1) que hacían un tanto difícil su manipulación, en zonas lluviosas del país o en la temporada de invierno su uso se ve limitado. En los últimos años este equipo ha cobrado importancia, como complemento a la utilización de las sembradoras de precisión, que encuentran el caballoneo con taipa su mejor aliado al ganar eficiencia en la siembra, debido a que pueden sembrar sobre los caballones sin ningún inconveniente, así mismo la cosecha se hace más eficiente al transitar la máquina cosechadora por el lote con mayor facilidad.


EXPERIENCIA EN ACACÍAS – META

En algunas zonas arroceras de Colombia este equipo se ha modificado tratando de adaptarlo a las condiciones de suelo y de disponibilidad de maquinaria con el fin de hacerlo más versátil. Es así como se redujo su tamaño con la idea de utilizarlo en terrenos más frágiles, también se ha variado el número y tamaño de los discos utilizados, el modelo original traía llantas y en algunos casos éstas han sido retiradas.

En la zona de Acacías como resultado de la difusión de tecnología que hace Fedearroz Fondo Nacional del Arroz y la iniciativa de don José Serafín Vanegas, agricultor líder de la zona, se hizo un diseño de taipa (Figura 2), adaptado a las condiciones de la zona encontrando buenos resultados en campo.

Este diseño se diferencia del original brasilero en su menor tamaño que se relaciona directamente con su menor peso compactador sin pérdida de eficiencia, igualmente en este modelo se eliminaron las llantas para el transporte que se cambiaron por un brazo flexible que se acciona al levantar el implemento quedando sin contacto con el suelo facilitando su transporte. Pero la diferencia más importante es que esta taipa se diseñó para ser fijada al caballoneador tradicional utilizado en todas las fincas arroceras. Es decir, si se tiene un caballoneador convencional se tiene la mitad del implemento.

Por su diseño esta taipa es fácil de hacer en cualquier taller de maquinaria agrícola, se puede calibrar en campo y realizar los ajustes requeridos según las condiciones de manejo.

A continuación se presenta un bosquejo de diseño de taipa, diferenciando sus partes, precisando las medidas en centímetros de cada uno de sus elementos, así un estimativo de los costos de su fabricación.

El bosquejo general de la taipa (Figura 3) muestra tres elementos que la conforman. En esta figura se excluye el caballoneador. El primer elemento es el soporte de la taipa al caballoneador y el brazo articulado. El segundo elemento es el soporte del cilindro compactador y el tercer elemento es el cilindro compactador.

1. Soporte de la taipa al caballoneador y brazo articulado (Figura 4). Este elemento tiene dos funciones, la primera de ellas es sujetar la taipa a la viga central del caballoneador, para ello se utilizan dos láminas metálicas de aproximadamente 2.5 cm de espesor, las cuales por medio de cuatro o más tornillos de 3¼, de una longitud de 17cm que depende del ancho de la viga de caballoneador se sujetan a éste. La lámina que queda justo atrás del caballoneador contiene dos elementos sujetadores: el primero para sujetar el brazo articulado y el segundo para sujetar el soporte del cilindro compactador. El brazo articulado está conformado por dos láminas unidas por un tornillo que tiene la capacidad de articular a manera de bisagra, está sujeto -como se mencionó- a la lámina anterior del caballoneador y por el otro extremo al soporte del cilindro compactador. Este brazo tiene el oficio de permitir levantar la taipa cuando el tractor levanta el caballoneador. Esta es la segunda función de este elemento dada por el brazo articulado.

2. Soporte del cilindro compactador (Figura 5). Este elemento se une al brazo articulado y a la lámina que soporta la taipa al caballoneador por medio de dos estructuras que se unen con tornillos, así mismo a este elemento están sujetas las balineras o rodamientos en los que se apoya el eje del cilindro compactador; igualmente en la parte trasera se ubica una lámina con la forma del perfil del cilindro, encargada de quitar la tierra que se adhiere al cilindro al momento de ser usado. En términos generales, la función de esta estructura y de todos los elementos que la conforman es la de brindarle al cilindro compactador soporte y estabilidad así como facilidad de desplazamiento y operación.

3. Cilindro compactador (Figura 6). Este cilindro está formado por láminas metálicas dobladas. La forma del cilindro hace que hacia el centro se tenga un menor diámetro que en los extremos, lo que proporciona la forma al caballón. El cilindro compactador se une al soporte por medio de un eje que atraviesa el cilindro por el centro, este eje se ajusta a los rodamientos o balineras y éstas a su vez van adheridas al marco soporte de la taipa. En una de las partes laterales del cilindro se diseña un orificio con su respectivo tapón por donde se introduce un líquido, el cual puede ser aceite usado, con el fin de darle peso a la taipa.


COSTOS DE FABRICACIÓN

Los materiales para la fabricación de este equipo son fáciles de conseguir, el valor de los mismos varía de una zona a otra; en términos generales el valor de los materiales junto con la mano de obra está alrededor de $2.500.000 y pueden ser elaborados en un taller de metalmecánica agrícola.


CONSIDERACIONES FINALES

En la búsqueda de la competitividad del sector arrocero, es necesario poner en práctica las tecnologías más adecuadas a cada zona. El uso de las taipas es solamente una de ellas, por lo que es necesario conocer el avance tecnológico como la integración de diferentes actividades. Aun así el solo uso de la taipa impacta de manera positiva el desarrollo del cultivo. En el presente artículo se presentó una alternativa económica de este equipo, siendo necesario ajustarlo a cada una de la condiciones de trabajo de las zonas arroceras.


AGRADECIMIENTOS

El escritor del artículo agradece a los agricultores de Acacías por su aporte al desarrollo tecnológico de la región, así como también a Ingenieros de Fedearroz - Fondo Nacional de Arroz que han trabajado en esta zona, por sus esfuerzos en la transferencia de esta tecnología.

BIBLIOGRAFÍA

Pineda, D. 2007. Boletín informativo de la Federación Nacional de Arroceros. Bogotá D.C. Septiembre.

Más noticias...